¿Qué pasa si le doy tomate a mi gato?

Tomates en la comida para gatos

Un solo tomate de tamaño mediano contiene unas 22 calorías, así como cantidades significativas de vitaminas C y A (en forma de betacaroteno). También contiene pequeñas cantidades de la mayoría de los demás nutrientes esenciales. Además, los tomates son una buena fuente de antioxidantes. Estos antioxidantes pueden ayudar a eliminar las toxinas nocivas del organismo y proteger las células de posibles daños. Esto puede reducir el riesgo de algunas enfermedades, como el cáncer. Entonces, ¿pueden los gatos comer tomates?

Hay algunas partes del tomate que pueden ser tóxicas para los gatos. Las partes verdes del tomate contienen solanina, que puede causar problemas gastrointestinales e incluso la muerte de los gatos. El tallo y las hojas de la tomatera también contienen un alto nivel de oxalatos, que pueden provocar cálculos renales en los gatos. Aunque estas toxinas pueden ser peligrosas, el consumo de pequeñas cantidades de tomates maduros puede ser seguro para los gatos, siempre que no se ingieran en grandes cantidades. Los gatos que comen demasiados tomates pueden sufrir malestar estomacal y diarrea. Los tomates son una buena fuente de vitamina A y C, por lo que pueden ser una adición saludable a la dieta del gato, pero sólo con moderación.

¿Cuánto tomate es malo para los gatos?

Ninguna complicación de salud actual

Si su mascota padece alguna enfermedad o tiene el estómago sensible, no debe tentar a la suerte con los tomates. Sin embargo, si el gatito está sano en general, no le pasará nada si mastica una o dos rodajas.

¿Los tomates son aptos para los gatos?

Plantas de tomate

Las hojas y tallos de la planta del tomate contienen solanina. Esta sustancia es tóxica tanto para perros como para gatos.

¿Por qué los gatos adoran el tomate?

Simplemente le gusta el olor y el sabor de los tomates. No tiene nada de malo.

Gatos y salsa de tomate

TopCausas de la intoxicación por tomateras en gatosLa intoxicación por tomateras en gatos está causada por la ingestión de toxinas presentes en las partes verdes de la planta y/o en el fruto inmaduro, como la alfa-tomatina y la alfa-dehidrotomatina.

Los gatos que se aburren y tienen fácil acceso a las tomateras corren un mayor riesgo de intoxicación, debido a su mayor probabilidad de comer las plantas por curiosidad.SubirDiagnóstico de la intoxicación por tomateras en gatosCuando su gato enferma, puede encontrar pruebas de que comió de una tomatera de su jardín. Lleve una muestra de la tomatera al veterinario para confirmar el diagnóstico.

Si su gato siente dolor o babea, el veterinario le examinará la boca y los labios en busca de irritación. El veterinario también puede tomar una muestra de sangre para analizarla, o una muestra de orina para comprobar la función renal de su gato.

Si su gato comió una gran cantidad de su tomatera, el veterinario puede decidir hacerle un ECG para comprobar su función cardiaca. Las muestras de heces y vómitos también pueden ayudar a su veterinario a determinar la toxina exacta que está enfermando a su gato.SubirTratamiento de la intoxicación por tomatera en gatosLos tratamientos que el veterinario administre a su gato se basarán en sus síntomas, dándole apoyo hasta que empiece a mejorar.Reducción de toxinasSi su gato comió una gran cantidad de tomatera, el veterinario puede inducirle el vómito, utilizando una solución de peróxido de hidrógeno al 3%. Una vez finalizado ese proceso, las toxinas restantes pueden neutralizarse con carbón activado.

A mi gato le encantan los tomates

Es posible que no sepa adónde acudir para obtener información rápida sobre si los tomates son malos para los gatos, sobre todo si prefiere evitar ir a la consulta del veterinario por si se trata de una falsa alarma para preocuparse por dicho alimento.

Asegúrese de consultar con su veterinario para aclarar cualquier confusión si su gato muestra interés por comer una determinada verdura o fruta. Si no conoce la respuesta a la pregunta ¿pueden los gatos tomar tomates?, su veterinario es la mejor fuente a la que puede consultar.

Independientemente de lo que desee su amigo animal, es posible que se sienta culpable por negarle la alegría de comer algo que a usted le gusta. Sin embargo, es mejor tener en cuenta lo que podría ser perjudicial para su salud.

Puede resultar confuso conocer la respuesta a si los tomates son malos para los gatos. Los tomates sólo suelen ser tóxicos para los felinos cuando están inmaduros. El fruto verde, así como los tallos y las hojas de la tomatera, pueden enfermar a su gato e incluso ser mortales.

Aunque este sitio no menciona específicamente el fruto, el sitio de la ASPCA sí habla de cómo el fruto inmaduro del tomate no es bueno para los gatos. Esto se debe a que todas estas partes del tomate contienen solanina, que también es perjudicial para caballos y perros.

¿Pueden las tomateras matar a los gatos?

A todos nos ha pasado: estás disfrutando de la cena cuando tu gato aparece a tu lado, suplicándote un bocado de lo que tienes en el plato. Aunque la comida sea nutritiva para usted, algunos alimentos humanos pueden ser muy tóxicos para los gatos. Lo mejor es evitar darle de comer de su plato para estar seguros, pero si quiere compartir un poco de comida de su cocina con su gato, compruebe primero que lo que le está dando no es tóxico. Y, si alguna vez su gato se sirve alguna golosina de su plato, tendrá que saber si se trata de una urgencia veterinaria para poder tomar las medidas adecuadas. ¿Pueden los gatos comer tomates, y qué ocurre con otros alimentos habituales en su cocina? Algunas de las respuestas pueden sorprenderle.

La respuesta es: depende. Según la ASPCA, las tomateras, incluido el fruto, son tóxicas para los gatos (y los perros y caballos) cuando no están maduras. La ingestión de la planta o el fruto puede provocar pérdida de apetito, trastornos digestivos graves, salivación excesiva, depresión, debilidad, pupilas dilatadas y ritmo cardiaco lento. Curiosamente, cuando el tomate está maduro, no es tóxico para los gatos.

Subir