¿Qué pasa si como pastel diario?

¿El pastel engorda?

¿Es posible sobrevivir comiendo sólo pasteles? Imagina una situación en la que todas las vitaminas y minerales necesarios se suministran a través de suplementos. ¿Serías capaz de sobrevivir toda tu vida con esta combinación? - Anónimo lector5

Sin duda es posible vivir comiendo sólo pasteles, pero la cuestión es cuánto tiempo. Cualquiera que intente semejante hazaña durante largos periodos de tiempo moriría de desnutrición proteica. Como sigues ingiriendo calorías, durarías mucho, mucho más que una persona que se muere de hambre, pero el resultado final seguiría dejándote con problemas de salud similares a los de una víctima de un campo de concentración. Esto se debe a que todos tus músculos se descompondrían en aminoácidos hasta que no quedara músculo, momento en el que, quizás entre 4 y 6 meses después, morirías inevitablemente al apagarse el cuerpo.

Como todo niño de 6º curso (y mayores) deberían saber, hay tres macronutrientes de los que están hechos todos los alimentos: carbohidratos, proteínas y grasas. Todo lo que comes se agrupa en uno de estos tipos, aunque la mayoría se solapan hasta cierto punto (por ejemplo, los frutos secos son principalmente proteínas y grasas, la pizza tiene mucha grasa y carbohidratos, etc.). Y, por supuesto, esto se complica infinitamente porque ninguno de estos alimentos es "malo" para ti, sólo lo son las porciones. Para sobrevivir, por no hablar de llevar una vida sana, no puedes eliminar ninguno de estos tipos de alimentos de tu dieta.

¿Gordaré si como tarta todos los días?

Es la ingesta diaria de calorías adicionales en forma de pastel definitivamente produciría aumento de peso. La velocidad de aumento de peso depende de la cantidad en exceso es esta calorías adicionales.

¿Qué pasa si sólo comes tarta?

Cualquiera que intentara tal hazaña durante largos periodos de tiempo moriría de desnutrición proteica. Dado que sigue ingiriendo calorías, aguantaría mucho, mucho más tiempo que una persona que se muere de hambre, pero el resultado final seguiría dejándole con problemas de salud similares a los de una víctima de un campo de concentración.

¿Y si me como un pastel entero?

¿Es posible sobrevivir comiendo sólo tarta? Imagine una situación en la que todas las vitaminas y minerales necesarios se suministran mediante suplementos. ¿Serías capaz de sobrevivir toda tu vida con esta combinación? - Anónimo lector5

Sin duda es posible vivir comiendo sólo pasteles, pero la cuestión es cuánto tiempo. Cualquiera que intente semejante hazaña durante largos periodos de tiempo moriría de desnutrición proteica. Como sigues ingiriendo calorías, durarías mucho, mucho más que una persona que se muere de hambre, pero el resultado final seguiría dejándote con problemas de salud similares a los de una víctima de un campo de concentración. Esto se debe a que todos tus músculos se descompondrían en aminoácidos hasta que no quedara músculo, momento en el que, quizás entre 4 y 6 meses después, morirías inevitablemente al apagarse el cuerpo.

Como todo niño de 6º curso (y mayores) deberían saber, hay tres macronutrientes de los que están hechos todos los alimentos: carbohidratos, proteínas y grasas. Todo lo que comes se agrupa en uno de estos tipos, aunque la mayoría se solapan hasta cierto punto (por ejemplo, los frutos secos son principalmente proteínas y grasas, la pizza tiene mucha grasa y carbohidratos, etc.). Y, por supuesto, esto se complica infinitamente porque ninguno de estos alimentos es "malo" para ti, sólo lo son las porciones. Para sobrevivir, por no hablar de llevar una vida sana, no puedes eliminar ninguno de estos tipos de alimentos de tu dieta.

Comer demasiado pastel

"El azúcar natural de la fruta viene ligado a la fibra, así como a una gran cantidad de fenoles, polifenoles, antioxidantes y fitoquímicos que tienen un beneficio compensatorio", dice el médico de familia Joel Fuhrman, autor de Eat for Life. "Estas sustancias favorecen el crecimiento de bacterias sanas en el intestino, que se comen parte de ese azúcar y ralentizan su entrada en el torrente sanguíneo".

El caso de los azúcares añadidos es distinto. "A diferencia de la liberación calórica lenta y constante asociada a los alimentos de bajo índice glucémico, las calorías del azúcar se precipitan rápidamente en el torrente sanguíneo porque no van acompañadas de fibra", afirma el Dr. Fuhrman.

Por ejemplo, según el Dr. Fuhrman, al comer una manzana, entran en el torrente sanguíneo una o dos calorías por minuto durante las tres horas siguientes. En cambio, comer una tableta de chocolate puede suponer la entrada en el torrente sanguíneo de 40 calorías de azúcar por minuto, lo que provoca un pico de glucosa muy superior al que el cuerpo es capaz de quemar para obtener energía.

Vale, un trozo de tarta no es lo mejor para tu cuerpo. Aun así, puede que pienses: ¿qué problema hay en darse un capricho al día? Todo con moderación, ¿no? Pero el azúcar añadido ya se esconde en muchos de los alimentos que comemos.

¿Arruinará un trozo de tarta mi dieta?

"Que coman tarta" es la traducción tradicional de la frase francesa "Qu'ils mangent de la brioche",[cita requerida] que se dice que pronunció en el siglo XVII o XVIII "una gran princesa" al enterarse de que los campesinos no tenían pan. La frase francesa menciona el brioche, un pan enriquecido con mantequilla y huevos, considerado un alimento de lujo. La cita refleja o bien el frívolo desprecio de la princesa por los campesinos hambrientos, o bien su escasa comprensión de la difícil situación de éstos. Aunque la frase se suele atribuir a María Antonieta, hay referencias a ella anteriores a la Revolución Francesa, y los historiadores no están de acuerdo en que sea probable que la dijera ella[1][2][3].

La frase aparece en el sexto libro de las Confesiones de Jean-Jacques Rousseau, cuyos seis primeros libros fueron escritos en 1765 y publicados en 1782. En el libro, Rousseau relata un episodio en el que buscaba pan para acompañar un vino que había robado. Sintiéndose demasiado elegantemente vestido para entrar en una panadería ordinaria, recordó las palabras de una "gran princesa":[4]

Subir