¿Qué es un molde para tarta?

Tipos de moldes

Un molde que suele estar en todas las cocinas. Pueden ser redondos, cuadrados o rectangulares y están disponibles en varios tamaños. Probablemente el más popular sea el molde rectangular de 9 x 13 x 2 pulgadas, que se utiliza para hornear tartas, barras y platos salados, como la lasaña. Los moldes redondos se utilizan para hacer tartas de capas y suelen tener un diámetro de 8 ó 9 pulgadas y una profundidad de 1 ½ pulgadas. Los moldes cuadrados estándar también tienen 8 ó 9 pulgadas de ancho y 1 ½ pulgadas de profundidad.

Para obtener moldes de buena calidad, compre moldes de aluminio de gran espesor. Otros materiales utilizados son el acero estañado, el acero inoxidable, el cristal, la silicona y la piedra. También hay moldes anodizados, que son moldes de aluminio sometidos a un proceso que endurece la superficie exterior y los hace resistentes a los arañazos y a los palos. A algunos recipientes de acero y aluminio se les ha aplicado un revestimiento antiadherente que permite que los alimentos se desprendan fácilmente y facilita su limpieza.

Definición de molde redondo

Un molde que suele encontrarse en todas las cocinas. Los moldes pueden ser redondos, cuadrados o rectangulares y están disponibles en varios tamaños. Probablemente, el más popular es el molde rectangular de 9 x 13 x 2 pulgadas, que se utiliza para hornear pasteles, barras y platos salados, como la lasaña. Los moldes redondos se utilizan para hacer tartas de capas y suelen tener un diámetro de 8 ó 9 pulgadas y una profundidad de 1 ½ pulgadas. Los moldes cuadrados estándar también tienen 8 ó 9 pulgadas de ancho y 1 ½ pulgadas de profundidad.

Para obtener moldes de buena calidad, compre moldes de aluminio de gran espesor. Otros materiales utilizados son el acero estañado, el acero inoxidable, el cristal, la silicona y la piedra. También hay moldes anodizados, que son moldes de aluminio sometidos a un proceso que endurece la superficie exterior y los hace resistentes a los arañazos y a los palos. A algunos recipientes de acero y aluminio se les ha aplicado un revestimiento antiadherente que permite que los alimentos se desprendan fácilmente y facilita su limpieza.

Tipos de moldes y sus usos

Si se adhiere al viejo dicho: "Cocinar es un arte y hornear es una ciencia", entonces comprenderá que hornear un pastel no es momento para improvisaciones artísticas. Hornear una tarta requiere observar cuidadosamente los ingredientes, ceñirse al método trazado y utilizar los utensilios recomendados, todo ello siguiendo una receta precisa. Y adivina qué: el molde que utilices es una parte importante de la ecuación.

El molde tiene el potencial de hacer o deshacer el pastel. Un buen molde distribuirá el calor uniformemente, ayudando a que el pastel suba de manera uniforme. Si el molde no conduce bien el calor, el horneado será desigual y los bordes se cocinarán antes que el centro. Cuando los bordes estén cocidos, el centro de la tarta seguirá subiendo, dando como resultado una tarta abovedada. Boo.

Aluminio - Es el metal más utilizado para moldes de tartas. Tiene una capacidad superior para conducir el calor, lo que hace que el bizcocho suba uniformemente. También es un metal barato, por lo que es una opción rentable para los panaderos que necesitan una gran cantidad de moldes. Los moldes de aluminio ligeros hacen tartas preciosas.

Dibujo de un molde

A todos los buenos cocineros les ha pasado: sacas la receta de una tarta deliciosa que estás deseando preparar y entonces ves las temidas palabras que piden un tamaño muy específico de molde. Un molde que no estás seguro de tener.

Por suerte, hay una forma fácil de comprobar si tienes un molde adecuado en tu inventario. También es el método que debe utilizar si no está seguro de si nuestra gama de papel pergamino precortado se adaptará a los moldes que tiene en casa.

Cuando un molde se describe como de "6 pulgadas", "8 pulgadas" o "10 pulgadas" (por ejemplo), este número se refiere al diámetro del interior del molde. La forma más sencilla de medir el diámetro de un molde es con una regla o una cinta métrica. Cuando mida el molde, hágalo siempre desde el borde interior hasta el borde interior por el punto más ancho. Esto es importante, porque no hay un grosor estándar para las paredes de un molde, y si mides desde fuera obtendrás medidas inexactas y, antes de que te des cuenta, ¡tu tarta de melocotón al revés se habrá estropeado!

Subir