¿Qué es pastelería profesional?

Pastelero

Trabajar como pastelero es uno de los empleos más solicitados del sector gastronómico. En el mercado existen innumerables cursos que te ayudarán a prepararte para prosperar en este puesto. En este post, repasamos las claves para elegir la mejor formación para ti en pastelería y repostería.

La pastelería, repostería y panadería es una rama de la gastronomía especializada en la elaboración de postres como tartas, pasteles, tartas y otras creaciones dulces.Los pasteleros son profesionales capacitados para diseñar, preparar, decorar y servir platos dulces, pero también tienen los conocimientos y habilidades necesarias para elaborar chocolate, postres salados y helados.

El oficio de pastelero requiere sacrificio, perseverancia y pasión. Es una profesión tradicional que empezó siendo y sigue siendo artesanal, pero que también ha evolucionado mucho desde la primera revolución industrial con la invención de las cadenas de producción.Independientemente de los avances tecnológicos, el requisito básico para ser pastelero es tener pasión y respeto por la profesión. Cualquiera que cumpla este requisito indispensable está preparado para formarse como pastelero.Sin embargo, entrar en el mundo profesional de la pastelería implica poseer ya ciertas actitudes y aptitudes para poder afrontar la formación:

¿Cómo se llama a un pastelero profesional?

Pastelero: Un chef de postres suele llamarse pastelero o, si te apetece, patissier. Se les considera los expertos en postres de la cocina.

¿Cuál es la diferencia entre pastelería y repostería?

Pâtisserie se utiliza para describir la repostería francesa y la pastelería en la que se vende. Aunque en los países anglosajones se utiliza con bastante libertad, en Francia y Bélgica la ley restringe su uso a las pastelerías que emplean a maître pâtissier (maestros pasteleros) con licencia.

¿Qué es un pastelero cualificado?

Formación postsecundaria en una institución culinaria. Certificado en artes culinarias, pastelería, panadería o campo pertinente. 2 o más años de experiencia en el sector de la alimentación como pastelero, panadero o funciones afines. Conocimiento práctico de las técnicas de horneado y del proceso de pastelería.

Pastelero famoso

Desarrollar y construir sobre las técnicas clásicas y modernas de las artes de pastelería a través de trabajo avanzado de azúcar, el moldeo de chocolate, diseño de pasteles de boda, y las técnicas de cocina salados durante este riguroso programa de 37 semanas.

El Programa de Pastelería Profesional (PPP) se basa en las artes de pastelería fundamentales y ofrece la formación y la libertad creativa para desarrollar increíbles obras de arte de azúcar, pasteles de boda, y piezas de pastelería sorprendentes. Al graduarse, usted estará preparado para una serie de oportunidades de empleo, incluyendo asistente de chef de repostería, panadero de producción, chocolatero, decorador de pasteles, servicio de catering, y CSCA instructor recreativo. Muchos graduados abren con éxito pastelerías, cafeterías y empresas de confitería.

Sobre la base de los fundamentos establecidos en el Programa de Certificado de Pastelería, los laboratorios en este aún más su comprensión de la teoría y los principios, se introduce a las técnicas avanzadas, y sacar su estilo personal a medida que preparar y presentar creaciones de pastelería individuales.

Estudiar la teoría y los principios de las técnicas francesas utilizadas en la elaboración de pasteles tradicionales, incluida la presentación, el emplatado y la adaptación. Desarrollar una sólida comprensión de la función química de los ingredientes y la escalabilidad de los artículos para la pastelería comercial, y explorar los ingredientes, herramientas y técnicas utilizadas en los postres y pasteles clásicos europeos. Aprenda a elaborar e identificar choux, viennoiserie, rellenos, merengues, salsas y pasteles. Cree intrincados y deliciosos postres que presentará y evaluará en grupo.

¿Cómo se llama un pastelero?

Los profesionales de la cocina combinan sus habilidades culinarias con una pizca de creatividad y arte para crear una amplia gama de productos de panadería y pastelería. Si crear sabrosas tartas e ingeniosos pasteles le parece algo que le encantaría hacer, considere la posibilidad de matricularse en una escuela culinaria y trabajar mano a mano con chefs instructores y panaderos experimentados, para desenvolverse en este dinámico segmento de la industria de servicios alimentarios.

Si te estás preguntando cómo vas a aprender toda la terminología que acompaña a las artes de la panadería y la pastelería, echemos un vistazo a algunas de las palabras más comunes utilizadas para describir y definir la ciencia de la panadería y el arte del postre.

Blanquear: El escaldado es un proceso que consta de dos partes. En primer lugar, el producto en cuestión (por ejemplo, las almendras) se introduce en agua hirviendo para ablandarlo. A continuación, para detener el proceso de cocción, las almendras se introducen en agua helada. Es similar a cómo se hacen los huevos duros.

Picos blandos: Es posible que hayas oído a alguien en un programa de cocina hablar de convertir un artículo en picos blandos. Pero, ¿qué significa? Básicamente, los picos suaves se producen cuando las claras de huevo o la nata para montar se baten progresivamente hasta que la mezcla se vuelve esponjosa, se solidifica ligeramente y puede crear picos suaves e inclinados cuando se levanta el utensilio de la mezcla. Esto se consigue mejor con una batidora.

Conocimientos de pastelería

Los pasteleros de hoy tienen a su disposición una despensa mundial y nunca ha sido tan fácil dar a conocer su trabajo. Menos ideal de lo que podría parecer a primera vista, esta situación es fuente de un dilema: el doble imperativo de abrazar continuamente lo nuevo y autopromocionarse deja menos tiempo para la reflexión y la investigación, y la hegemonía de las redes sociales acelera el ritmo.

Cuando cada nueva creación o floritura estética es rápidamente batida por el sistema, ¿cómo puede el pastelero profesional distinguir su trabajo? Riccardo Magni ha respondido analizando a fondo sus materias primas, reevaluando los finos ingredientes italianos que se esconden a plena vista. En ocho capítulos temáticos, presenta recetas centradas en cereales, productos lácteos, vinos y licores, aceite y vinagre, fruta fresca, fruta confitada y en conserva, hierbas, especias y aromas, y chocolate y frutos secos.

Subir