¿Cuáles son los electrodomésticos que más consumen?

Aparatos más ineficientes energéticamente

Cuando suben las temperaturas, nuestras facturas de energía pueden llegar a su punto más alto. Para evitar facturas eléctricas elevadas, debemos mantener nuestros hogares lo más eficientes posible desde el punto de vista energético. Encontrar formas de ahorrar energía y reducir nuestros costes puede ser todo un reto, así que ¿por dónde empezamos? Con la ayuda de energystar.gov y energy.gov, exploramos la energía que consumen los sistemas domésticos, electrodomésticos y aparatos electrónicos típicos, descubrimos qué consume más energía y compartimos consejos sobre cómo hacer que tu casa sea más eficiente energéticamente para frenar tus gastos de electricidad.

El consumo de electricidad se mide en kilovatios-hora (kWh). Al calcular el consumo de energía de un aparato o sistema, calculamos los kilovatios-hora diarios multiplicando las horas utilizadas al día por su potencia en vatios, y obtenemos los kWh multiplicándolos por 0,001. Más información sobre cómo calcular el consumo de sus electrodomésticos y sistemas.

Como principal fuente de confort frente a las temperaturas exteriores extremas, el sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado es el que más energía consume de todos los electrodomésticos o sistemas, con un 46% del consumo energético medio de los hogares estadounidenses. Una unidad central de climatización media consume unos 3.500 vatios y funciona de dos a tres veces por hora durante 10-15 minutos. En un periodo de 24 horas, la calefacción, ventilación y aire acondicionado consumen entre 28 y 63 kWh, lo que supone entre 850 y 1.950 kWh al mes, dependiendo de la eficiencia de la unidad. Intente reducir la carga de trabajo de su sistema de climatización con estos consejos:

Calculadora de consumo eléctrico de los electrodomésticos

Gas y electricidad¿Cuáles son los electrodomésticos que consumen más electricidad?...Idiomas disponibles Daragh CassidyEscritor jefeEl hogar irlandés medio tiene más de una docena de electrodomésticos funcionando cada día. Pero, ¿cuáles son los que más cuestan y cuáles los que menos? Hemos decidido echar un vistazo. ¿Cómo se mide la electricidad?

En general, cuanto mayor es el kW, más energía consume. Así, por ejemplo, un aparato de 3 kW consumirá tres veces más energía que uno de 1 kW por cada hora de uso y cinco veces más que uno de 600 vatios (0,6 kW).

Sin embargo, muchos electrodomésticos como lavadoras, lavavajillas, frigoríficos y ordenadores sólo funcionan a su potencia máxima durante periodos muy cortos, lo que puede dificultar el cálculo exacto de su consumo de energía y su coste.

Pero una buena regla es: si calienta algo, sobre todo en poco tiempo, cuesta mucho. Piensa en hervidores de agua, secadores de pelo, secadoras y duchas eléctricas: todos ellos tienen un apetito feroz por la electricidad.

Lo que consume mucha electricidad

Cuando se considera el consumo de energía de un hogar, los electrodomésticos representan una gran parte del uso de energía. El consumo de energía de un hogar típico incluye iluminación, refrigeración y calefacción, y electrodomésticos. Aunque el consumo total de energía de todos los electrodomésticos suele ser inferior al de la iluminación y el control de la temperatura a lo largo de un año, muchos electrodomésticos consumen una cantidad significativa de energía.

Los dos electrodomésticos que más energía consumen son el frigorífico y la secadora de ropa. El frigorífico está siempre encendido, aunque consume la mayor parte de la energía cuando el compresor se enciende para mantener las temperaturas adecuadas. Las secadoras de ropa no permanecen encendidas, pero cuando están en uso consumen mucha energía. Aunque los costes y tipos de energía varían según el lugar y el tipo de secadora, el funcionamiento de una secadora de ropa típica cuesta una media anual de 85 dólares estadounidenses (USD).

Otros electrodomésticos que consumen mucha energía son los hornos, microondas, calentadores de agua, lavavajillas automáticos y hornillos. Por lo general, los aparatos que se utilizan para generar calor -o, en el caso del frigorífico, para eliminarlo- son los que consumen más energía. Los electrodomésticos más pequeños, como cafeteras, tostadoras y ventiladores, consumen menos energía en general, pero el uso real de cualquier aparato depende en gran medida de su frecuencia de uso.

Ahorrar energía en casa

El viejo debate sobre qué aparatos electrónicos consumen más energía existe en casi todos los hogares irlandeses. Desde el pánico a dejar la inmersión encendida hasta la elección de la secadora, cuando se podría haber colgado la ropa en el tendedero del jardín.

La lavadora ocupa el primer puesto en consumo energético doméstico. Aunque no te recomendamos que te dirijas al río más cercano para lavar la ropa, puedes tomar una serie de medidas para reducir al mínimo el consumo de energía. La mayor parte de la energía que consume la lavadora procede del calentamiento del agua. Por tanto, cuanto más caliente esté el agua, más energía consumirá. A menos que esté muy sucia, la ropa puede lavarse a una temperatura baja de 30°. De hecho, suele ser mejor lavar la ropa a una temperatura más baja. Mientras que las toallas y la ropa de cama deben lavarse a temperaturas más altas, no ocurre lo mismo con la ropa. Si tiene instalado un contador día/noche, nuestros expertos recomiendan poner la lavadora después de las 11 de la noche, cuando se pagan tarifas más baratas. Además, si su lavadora dispone de un ciclo ecológico de bajo consumo, reducirá aún más su consumo.

Subir