¿Cómo se dice pastel en Bolivia?

Bizcocho significado

Las quesadillas salvadoreñas (a veces llamadas pan dulce) son tortas o panes rápidos ricos y mantecosos. Se elaboran tradicionalmente con harina de arroz y algunos productos lácteos y se cuecen en bandejas rectangulares utilizando hornos de ladrillo.

La receta y el método para hacer este pastel de queso varían de una casa a otra. Dos de los ingredientes que los salvadoreños se aseguran de tener a mano para hacer quesadillas son la harina de arroz y el ajonjolí (semillas de sésamo).

En El Salvador, las quesadillas se hacen con el tradicional queso salvadoreño llamado queso duro blando. Es aireado y ligero, de color blanco y duro como un ladrillo. Muchos salvadoreños que viven en EE.UU. recomiendan sustituirlo por queso Cotija o parmesano.

El dulzor de las quesadillas varía mucho, a algunas personas les gusta muy dulce y a otras no tanto. Para nuestra receta, utilicé 1/2 taza de azúcar. Esta cantidad hizo que la quesadilla fuera lo suficientemente dulce para contrastar con los quesos salados de la receta.

Las quesadillas salvadoreñas son uno de los postres y desayunos más conocidos y populares de El Salvador. A los extranjeros les encantan y a menudo se las llevan a casa para compartirlas con amigos y familiares.

Bizcocho en español

El Grupo de Traducción Rennert, con la ayuda de sus traductores de español de todo el mundo, ha elaborado este cuadro para ofrecer ejemplos reales de por qué es necesaria la LOCALIZACIÓN cuando se dirige a países y regiones específicos:

Mayoría: pastel Argentina, Chile, Ecuador, Uruguay, Venezuela: torta Bolivia, Costa Rica: queque Colombia: ponqué, torta Cuba: pastel República Dominicana, Puerto Rico: bizcocho Panamá: pastel, dulce Perú: queque, torta España: tarta

La mayoría: grandes almacenes Cuba: tienda Colombia: almacén grande Costa Rica: tienda de departamentos República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, Puerto Rico, Venezuela: tienda por departamentos México: tienda departamental Panamá:  Almacén

La mayoría: ¿Dígame?  Argentina, Bolivia: ¿Hola?  Cuba: ¿Oigo?  Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Perú, Venezuela: ¿Aló?  México: ¿Bueno?  Panamá, Puerto Rico: ¿Haló?  Uruguay: ¿Aló? ¿Hola?

Bizcocho

La idea de una receta a base de quinua surgió de los artículos de prensa que nuestro webmaster había visto en los que se informaba del descenso del consumo interno de quinua en Bolivia. En parte se debía a factores culturales (a los niños les gusta más el arroz y la pasta) y también al aumento del precio de la quinua debido a la demanda extranjera. Como prueba de ello, la última vez que fui a comprar quinua al mercado, el hijo del dueño del puesto (un muchacho de unos 12 años de aspecto capaz) estuvo a punto de venderme lentejas por error. En el mercado, la quinoa cuesta entre 18 y 20 mil rupias el kilo, frente a los 7/8 del arroz blanco.

No quiero animaros a inventar recetas, pero tengo que decir que la quinoa es un ingrediente muy indulgente (¿o es flexible?). La quinoa aporta la humedad a este pastel rico y delicioso (y sin gluten). Es un cruce entre un brownie y un pastel de mousse en lugar de un bizcocho tradicional. Este pastel contiene una cantidad similar de grasa y azúcar que sus primos convencionales, pero en mi opinión es mucho más rico por porción. Además, tiene mucho chocolate. Puede que la quinoa y el cacao sean superalimentos, pero eso no significa que debas comer más de lo que comerías en otras circunstancias. Este pastel no tiene un aspecto tan bonito (lo más probable es que la parte superior no quede lisa), pero ya es muy rico y no recomendaría glasearlo. Una pizca de azúcar glas quedaría muy bien y, si tienes frutas de temporada para poner por encima, sería ideal.Este pastel está aún mejor al día siguiente. Si una tarta de chocolate dura más de uno o dos días en tu casa, está claro que tienes mucha más fuerza de voluntad que yo. Antes de seguir adelante: NECESITAS UNA Batidora para hacer esta tarta correctamente. Para 8-10 personas

Bizcocho en español

En América Latina, esta fiesta adquiere una especie de sincretismo resultante de la fusión de las prácticas cristianas con las costumbres de las culturas prehispánicas, que tienen un concepto de la muerte totalmente diferente de las ideas occidentales. En la cultura aymara, una sociedad andina, por ejemplo, "la muerte natural no es un acontecimiento trágico, sino más bien un ciclo de la vida misma. Por eso, cuando alguien muere, se dice que esa persona 'se ha ido' o 'se ha ido'. Entre las tradiciones que aún se mantienen vivas, se cree que los ajayus (las almas) vienen a traer fecundidad y fertilidad para todo el año porque la temporada de siembra comienza en noviembre en las chacras del Altiplano".

En Bolivia, la ceremonia comienza al mediodía del 1 de noviembre y se prolonga hasta el mediodía del 2 (día festivo) ya que se cree que "el 1 de noviembre al mediodía los ajayus regresan de sus montañas para morar durante 24 horas con sus familiares y amigos". Este ritual incluye la donación de ofrendas a las almas mediante "un altar o mesa llamada apxata que se decora con flores, velas, cañas, frutas, bebidas y dulces entre otros elementos."

Subir