¿Cómo hacer para que no se salga el queso de los tequeños?

Freidora Para Queso Tequeños

3. Saca la mantequilla de la nevera y córtala en trocitos.    A continuación, añadir la mantequilla a la mezcla y comenzar a mezclar utilizando la punta de los dedos para aplastar la mantequilla junto con el resto de los ingredientes.    Mezclar bien hasta que la mezcla quede lo más fina posible.    Probablemente parecerán pequeños granos de arroz.

11.    Enrollar los palitos de queso con las tiras de masa colocando un extremo del palito de queso en ángulo sobre un extremo de la masa, luego cerrar la punta y enrollar hasta cubrir el queso.    Asegúrate de que el queso está totalmente cubierto y los extremos sellados (puedes mojar las puntas de los dedos en agua para ayudarte a sellar la masa).

Tabitha Brown muestra a Drew cómo hacer sus espinacas veganas

Hoy vamos a aprender una receta venezolana de un plato muy versátil, protagonista de fiestas y celebraciones en el país latinoamericano, que descubrí por casualidad y me encantó.

Lo conocí por casualidad una noche que salí a cenar por el centro de Madrid y fuimos a La Rollerie, un restaurante que está muy de moda por su amplia carta de platos internacionales y cuyo local está decorado con un estilo provenzal francés muy cool.

Por eso hoy están en La Cocina Fácil de Parmelia, y aunque pueda parecer una receta muy sencilla, os voy a dar algunos secretos que he encontrado, para que podáis disfrutar en casa de este delicioso y versátil aperitivo.

Añadir la mezcla de agua poco a poco a la harina y amasar enérgicamente hasta que quede suave y no se pegue a los dedos. Haz una bola, cúbrela con plástico y déjala reposar entre 45 minutos y una hora a temperatura ambiente.

Espolvorear harina sobre una superficie plana y con la ayuda de un rodillo, extender la masa hasta formar un cuadrado de aproximadamente ½ cm. de grosor. A continuación, cortar en tiras largas de aproximadamente 1 cm de ancho con la ayuda de un cuchillo afilado.

Cómo hacer pandebono colombiano

Joshua Bousel es un veterano de Serious Eats, que empezó a compartir su pasión por las recetas a la parrilla y la barbacoa en 2008. Sigue elaborando recetas de parrilla y barbacoa en su propio sitio web, The Meatwave, desde Durham, Carolina del Norte.

Básicamente, se trata de palitos de queso fritos venezolanos, originarios de la ciudad de Los Teques. Piense en un palito de mozzarella, pero sustituya la mozzarella por un queso blanco chirriante y salado, y sustituya el rebozado de pan rallado por una cubierta de hojaldre. Suena increíble, ¿verdad?

Empecé con harina y sal espolvoreadas con cubitos de mantequilla fría, añadiendo un par de cucharadas más que en mi primer intento. Al triturar la mantequilla en el robot de cocina, ésta se deshizo en pequeños trozos cubiertos de harina, creando bolsas de grasa que más tarde darían lugar al aspecto ampolloso y a la textura ligeramente escamosa.

Para mantener esos trocitos de mantequilla intactos, añadí huevo y agua fría y, a continuación, uní la masa presionándola suavemente contra el lateral de un bol, en lugar de mezclarla directamente. La dejé reposar media hora en el frigorífico antes de extenderla para que la mantequilla se mantuviera fría y la masa se endureciera.

9 a.m. desayuno venezolano en miami, florida

Si vives en EE.UU., especialmente en Florida -los malhablados dicen que Miami es la capital de Sudamérica- hay algunas tiendas latinas locales que venden queso blanco venezolano. O puedes comprarlo en línea a través de esta página.

Después de cortar la masa aplanada en tiras, que deben ser tres veces más largas que los palitos de queso, hay que aplanar aún más una punta de la masa y luego envolver con ella una punta del queso. A continuación, envuelve suavemente el resto del queso superponiendo la ristra de masa mientras cubres todo el palito de queso. Asegúrate de cubrir bien el queso o será un desastre al freírlo. Cuando llegues a la otra punta, envuélvela cubriendo el extremo.

Maria CamposPropietaria y bloguera gastronómica en The Cookware Geek. Le encanta cocinar, hornear, viajar, jugar con los gatos y tejer. Ella cree que comer comidas deliciosas no requiere un título culinario o un chef de estrella Michelin en su cocina.

Subir